17 de marzo de 2013

Pechuga de pavo a la sal

Cuando vi esta receta de pechuga de pavo a la sal en el blog de cocinax2 me gustó mucho la idea de preparar así la pechuga, pues yo como ella dice también me gusta desayunar con  pavo y muchas veces es mejor no mirar todos los conservantes que llevan, pues aunque son necesarios para poder conservar la carne, también es cierto que cada vez hay más alergias que se atribuyen a todos los conservantes que ponen a los alimentos que tomamos y no solo conservantes, pues yo me pregunto es necesario ponerle fécula de patata a la pechuga de pavo?. Bueno que me enrollo, que me ha gustado el resultado y  que una vez hecha , se puede cortar finita para comerla como fiambre o rodajas más gruesas y hacerlas a la plancha vuelta y vuelta.

Ingredientes:
  • Una pechuga de pavo
  • 1 kilo de sal gruesa, para  hornear
  • hierbas provenzales

1. Atamos la pechuga de pavo para que quede más compacta y tenga el mismo grosor por todos los lados.


2. Ponemos una capa de sal en la bandeja de horno y colocamos la pechuga, cubrimos toda la parte de arriba con las hierbas  provenzales.


3. Tapamos toda la pechuga con el resto de sal y la metemos al horno precalentado a 200º durante 50 minutos, esto también depende de lo grande que sea la pechuga, la mía  pesaba 850 gramos.


4. Sabremos que esta en su punto cuando se resquebraje el bloque de sal.


5. Sacar y limpiar  todos los restos de sal y quitar el cordel, tapar y guardar en la nevera hasta el día siguiente pues se corta mejor fría.


6. Cortamos finito y  ya está lista para comer. Para conservarla se puede poner en aceite o incluso congelarla y sacar según  vayamos gastando.



    Espero que os guste , como me ha gustado a mi.

24 comentarios:

  1. Una receta fantastica! me gusta la idea, bicos

    ResponderEliminar
  2. Una receta estupenda y santísima, con una salsita tiene que estar de lujo. El punto de sal estupendo.

    Besos y buena semana!

    ResponderEliminar
  3. que corte! tiene una pinta jugosa y tierna! buenisima!!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué rico, queda muy jugoso, estupenda receta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. Veo un cambio de imagen total, muy bonito!!
    Y la receta me gusta, lo cierto es que asar a la sal es un sistema estupendo, y qué ricas quedan los alimentos.
    Ha quedado perfecta, menudo corte.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Me parece estupenda la propuesta, nunca la he hecho asi de esta manera. Suelo trocear los trozos y mezclarlos con otros ingredientes para luego hacerlos al vapor, asi que me quedo con la copla y lo pondré en práctica ;)
    Besinos.

    ResponderEliminar
  7. Me parece una receta genial, y se ve jugoso, gracias por compartirla un beso

    ResponderEliminar
  8. que buena pinta, queda perfecto que color y que corte, me ha gustado mucho besos!

    ResponderEliminar
  9. sin duda, una manera muy sana de comer la pechuga, me ha gustado mucho, sobretodo por lo que dices, puede servir incluso para desayunar!! :)

    ResponderEliminar
  10. Que buena se ve esta rica pechuga, por un lado las hierbas provenzales, que aroma tan rico y por otro la sal, el aspecto es genial!!

    ResponderEliminar
  11. por lo menos mas sana y natural,tiene que estar muy buena¡¡

    ResponderEliminar
  12. Qué original y sana. Tiene que estar buenísima con el toque de hierbas provenzales, además, muy sencillita y se puede congelar. Me gusta

    ResponderEliminar
  13. Muy rica, se ve unas pechugas muy jugosas, es una receta genial.
    Besos
    cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  14. Fabulosa receta e ideal para mi en estos días!

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Tiene un aspecto maravillosos, la verdad es que me encanta como la has preparado, se ve muy tierna y jugosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado porque yo también desayuno pavo por la mañanas, de ese braseado y si miras los ingredientes como dices es para morirse......... lo de la fécula también me lo pregunto yo. Me ha gustado mucho y la pondré en práctica. Besitos

    ResponderEliminar
  17. Nunca he probado así la pechuga..Una gran receta sin duda..Bs

    ResponderEliminar
  18. La receta es una pasada, me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  19. Con tan solo tres ingredientes has creado una receta de sobresaliente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Pues no dudes que tomo nota, en casa nos gusta mucho el pavo y mi hija a todas horas esta picando y como tu dices las envasadas no sabemos lo que lleva, que mejor manera de prepararlo que de firma natural, estoy segura que no voy a tardar en hacerlo, besitos
    Sofía

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado el título del blog los fines de semana nosotros hacemos cena en familia , xq estamos poco juntos y nos encanta,

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado la idea y, mas sano, imposible!
    Besos

    ResponderEliminar
  23. El pescado a la sal esta de miedo, pero nunca se me habia ocurrido probar con la carne, y menos con la pechuga de pavo, seguro que lo pruebo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte a dejar por aquí un comentario, siempre reconforta y anima a seguir en esta afición que compartimos much@s.

Si tenéis alguna duda, con mucho gusto intentaremos responderla lo antes posible.

Agradecer también que hayáis pensado en nosotros para dejarnos algún premio, pero hemos decidido no participar en cadenas de premios.

De nuevo, muchísimas gracias por haber llegado hasta aquí regalándonos un poquito de vuestro tiempo.