21 de noviembre de 2013

Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa


Las costillas al horno se pueden preparar de muchas maneras, pero una de las que más éxito tienen es con salsa barbacoa, al estilo de las que se comen en Foster Hollywood. El  secreto para que salgan tiernas y se separe la carne del hueso es hacerlas a una temperatura no muy alta y tapadas con papel de aluminio, así se asan en su propio jugo; Después se destapan, se sube la temperatura del horno y se van untando con la salsa barbacoa  hasta que tienen un rico dorado.

Es muy importante utilizar una salsa barbacoa de calidad, yo decidí hacerla casera y buscando por Internet encontré muchas recetas pero al final me decidí por la que encontré en el blog  de Lauren  una chica americana que vive en España, este es su blog Recetas americanas he cambiado algún ingrediente y he hecho la mitad de las cantidades y aún así me sobró, pero se conserva bien  guardada en un bote de cristal en el frigorífico.

15 de noviembre de 2013

Arroz con Nameko


Seguro que alguna vez habéis visto estas pequeñas setas en el súper; normalmente conservadas en botes de cristal. La Nameko (pholiota nameko) es una seta pequeñita de color marrón muy popular en Japón, donde la utilizan sobre todo para sopas y salteados. Tiene un tacto algo gelatinoso y su sabor es suave, nada predominante, por lo que podéis cocinarla en multitud de platos. Como era la primera vez que las probaba, me decanté por hacerlas con arroz, sin demasiados ingredientes para que el sabor de la seta no quedara camuflado. La verdad que me gustó mucho, tanto por el sabor como por el toque original que le dan a los platos estos pequeños hongos.

6 de noviembre de 2013

coulant de chocolate


Este rico postre de chocolate debe su nombre a su creador el chef francés Michel Bras, que lo llego incluso a patentar. Se trata de un bizcocho que se toma recién salido del horno y que al partirlo tiene que salir el chocolate fundido, como si se tratara de la lava de un volcán.

Es un postre que gusta a todo el mundo sobre todo a los amantes del chocolate. Es fácil de preparar y será suficiente con meterlo al horno mientras comemos el segundo plato y lo tendremos listo para el postre.